Skip to content

Incertidumbre económica: Otro ciclo económico para América Latina

Blog

diciembre 6, 2022 | Jonathan Pryer

El panorama económico mundial es incierto ya que enfrentamos factores como la inflación, los conflictos regionales y las regulaciones financieras cambiantes. América Latina no se ha librado de la recesión, pero existen oportunidades para los prestamistas y las instituciones financieras (IF) que adoptan la tecnología. Nos sentamos con José Vargas, vicepresidente ejecutivo y gerente general de Provenir para América Latina, para conocer su opinión sobre los desafíos económicos actuales y lo que se necesitará para salir ilesos (¡e incluso crecer!).

El panorama bancario y crediticio actual: la inflación y la devaluación han golpeado duramente a la región

Si bien la incertidumbre económica es generalizada, América Latina ha tenido escenarios similares de los que aprender. Las condiciones económicas tienden a ser cíclicas, y la región ha atravesado crisis peores que esta. Esta desaceleración no es un territorio desconocido.

Los efectos, por más familiares que sean, han afectado duramente a la región, ya que la inflación y la devaluación de la moneda han aumentado en los mercados clave. Argentina sufre la peor inflación, con una tasa del 64 % en junio de 2022; Colombia lucha contra una gran devaluación del peso, que llegó a valores de 4600 COP por 1 USD en julio de 2022.

Como resultado, las tasas de interés han subido, concretamente en Brasil, donde las tasas han alcanzado el 13 %. México también enfrenta altas tasas de interés y, además de una disminución en los préstamos, debe lidiar con la dependencia económica de los EE. UU., que también experimenta una recesión. Por el lado de las regulaciones, se espera que la reforma financiera en Chile tenga un efecto sobre la economía regional y aumente la volatilidad.

El impacto en los prestamistas y consumidores: mayor cautela y escrutinio

En un movimiento esperado, tanto los prestamistas como los consumidores han adoptado enfoques cada vez más cautelosos con respecto a la economía. La subida de las tasas de interés es un ejemplo de ello, así como la desaceleración tanto en las solicitudes como en las generaciones de préstamos.

La gestión de riesgos ocupa un lugar central a medida que continúa la desaceleración, y los perfiles más riesgosos que podrían haber sido considerados durante un ciclo de superávit son un riesgo que ya no vale la pena tomar. Algunos bancos internacionales incluso han considerado que ciertos mercados son demasiado riesgosos y han optado por salir de ellos, enfocándose, en cambio, en aquellos que son rentables.

Sin embargo, las fintech suelen tener más flexibilidad que las empresas tradicionales y pueden encontrar oportunidades donde las grandes instituciones financieras se retiran. Armadas con una financiación significativa, las fintech pondrán ese capital a trabajar y encontrarán formas innovadoras de servir a los consumidores en este panorama incierto.

Cómo las fintechs/IF pueden apoyar a sus clientes: administrar carteras de manera más inteligente con tecnología

Durante las desaceleraciones económicas, el enfoque cambia del crecimiento al mantenimiento. El enfoque principal cambia de atraer a clientes nuevos pero potencialmente riesgosos a apoyar a los actuales, especialmente porque sus propias perspectivas financieras son susceptibles de cambio. Anticipar ese cambio ayudará a las IF a evitar pérdidas.

La gestión de riesgos requerirá más que aumentar el interés y ajustar la elegibilidad crediticia. Los prestamistas deberán administrar los límites de crédito, los sobregiros, las ventas adicionales y cruzadas, y apoyar a los clientes en situaciones de riesgo de cobro. Las instituciones financieras que utilizan tecnología predictiva basada en datos tendrán una ventaja competitiva sobre las que no lo hacen: podrán actuar de manera proactiva para proteger a los clientes de los incumplimientos en lugar de administrarlos después de que ocurran.

Este período también es propicio para la innovación crediticia, específicamente para los productos Compra ahora, paga después (BNPL) y otros productos crediticios. Mientras los consumidores de América Latina tienen dificultades financieras y las IF se vuelven más conservadoras, se genera una brecha que deberá llenarse. Las fintech que pueden asumir más riesgos ahora tienen la oportunidad de hacerlo.

Perspectivas en América Latina: la adopción continua de la innovación mitigará la incertidumbre económica

América Latina ha sido un centro de innovación financiera y eso seguirá siendo cierto mientras atravesamos esta incertidumbre económica. El auge de la tecnología financiera en la región no ha terminado. A medida que surjan problemas más complejos en el panorama actual, el sector brindará soluciones.

Las fintech y las IF que no estén bien versadas en la gestión de riesgos deberán convertirse en expertas para salir de la desaceleración con una posición sólida. Sin embargo, los proveedores de servicios financieros que tengan acceso a la tecnología, los datos, las herramientas y las estrategias adecuadas podrán satisfacer las necesidades de los clientes, incluso con parámetros de riesgo más estrictos.

Comprende la perspectiva global

¿Quieres profundizar en los datos de América Latina con aún más desgloses y predicciones? ¿Tienes curiosidad por saber cómo les irá a otras regiones durante la incertidumbre económica? Obtén el panorama completo de los expertos de Provenir, que abarcan todo, desde el panorama actual hasta consejos para las IF que buscan sobrellevar la desaceleración global.