Skip to content

Manejo del portfolio y líneas de crédito en tiempo de Covid-19

Hola, los saluda Brendan Deakin, vicepresidente de ventas de Provenir, Inc. Espero que todos los que eligen leer esta publicación, durante este momento históricamente desafiante, estén muy bien y deseo que se mantengan seguros, saludables y productivos. Esto es especialmente cierto para aquellos que viven y trabajan en áreas afectadas como Nueva York, Michigan, Italia, España y muchas otras áreas donde el virus ha causado que todos los componentes de la sociedad dejen de funcionar de manera normal. Nuestro agradecimiento también debe ir a todos los médicos, enfermeras y demás personal médico de primera línea que arriesgan sus vidas para sobrellevar esta tormenta y superarla lo más pronto posible.

La pandemia del Covid-19 nos ha llevado a todos a reevaluar cómo operamos en nuestras vidas personales y profesionales. La capacidad de separar las actividades laborales y de la vida cotidiana, se ha convertido en una propuesta minuto a minuto para muchos de nosotros. Desde el simple proceso de garantizar que nuestras herramientas de reuniones virtuales funcionen cuando sea necesario, equilibrar la educación escolar en nuestras casas y otras demandas del cuidado del hogar frente a nuestras respectivas responsabilidades laborales, todos estamos siendo evaluados como nunca. Cuando miro a través del negocio de Provenir, no podría estar más orgulloso de nuestro equipo sumamente colaborador, en su capacidad de hacer una transición rápida y efectiva a un entorno de trabajo virtual, todo a la vez de continuar apoyando a nuestros clientes de instituciones financieras globales, durante este período turbulento y de incertidumbre. Estábamos y estamos bien preparados para esto, y hemos ejecutado sin problemas nuestra estrategia de operaciones comerciales en circunstancias muy difíciles.

A medida que se expande la pandemia de coronavirus, nuestros clientes bancarios y prestamistas de crédito tendrán una oportunidad y un papel únicos para ayudar a los consumidores y las empresas a hacer frente a la recesión económica asociada con Covid 19 y deben estar preparados para ayudar a los clientes a superar estas duras condiciones. Además de proteger a sus propios empleados y proveedores de servicios en sus sucursales y oficinas de la amenaza de salud física del virus, los bancos deben asegurarse de que a sus clientes comerciales y consumidores se les ofrezcan extensiones de pago u otros programas de alivio, pero solo en la medida que sus políticas crediticias y balances lo permitan. Dado el impacto dispar que tendrá esta pandemia en las pequeñas empresas y consumidores, las organizaciones de servicios financieros deberán prestar especial atención a la gestión de cuentas, gestión de líneas de crédito y estrategias de cobranza que se adapten exclusivamente a las circunstancias de cada cliente, mientras que al mismo tiempo ayudan a asegurar sus reservas y balance general.

Si bien no existe una estrategia de “talla única” para bancos, prestamistas y compañías de pagos, creemos que aquellos que se centran en la administración de cuentas retendrán clientes más leales y rentables durante este ciclo, mientras asegurarn su balance general para aprovechar las condiciones del mercado a medida que mejoran. Las siguientes capacidades deben ser las más importantes para los ejecutivos de riesgo crediticio hoy en día:

  • Digitalización: aprovechar las capacidades de servicio digital para incentivar a más consumidores y clientes de pequeñas empresas a adoptar ofertas de servicios móviles y de internet, donde y siempre que sea posible. Esto es especialmente importante para aquellos clientes que han dudado en adoptar estos servicios en el pasado. Las ganancias obtenidas aquí ayudarán a reducir el desgaste de los clientes, a mejorar la satisfacción del cliente, al mismo tiempo que abren canales adicionales para involucrar y recaudar desde los consumidores que luchan bajo las cargas financieras creadas por esta pandemia.
  • Evaluación: a medida que las condiciones cambien, para bien o para mal, será de vital importancia que los prestamistas evalúen las nuevas reglas comerciales y estrategias de decisión en tiempo real para lograr mejores resultados económicos para el banco y sus clientes por igual. Si bien esto es especialmente cierto durante la pandemia de Covid 19, la reevaluación constante de sus estrategias de crédito debería convertirse en la “nueva normalidad”. Los prestamistas que pueden ejecutar esta nueva realidad, a medida que mejoren las condiciones, estarán bien posicionados durante esta recesión.
  • Segmentación: es importante explorar cada relación existente con el cliente por la naturaleza y el nivel de impacto asociado con Covid 19. Esto puede ayudar a agrupar a los clientes y enmarcar estrategias proactivas de gestión de cuentas diseñadas no solo para ayudar al consumidor durante un tiempo de prueba, sino también para limitar la exposición del banco a futuros incumplimientos y cancelaciones. Los programas deben estar altamente dirigidos a cada cuenta / consumidor y pueden incluir extensiones de pago a corto plazo, nuevas líneas de crédito, exenciones de tarifas, tratamientos de cobranza y otras estrategias.

Estas y otras estrategias reflexivas, cuando se ejecutan a través de la combinación correcta de datos y tecnología, pueden ayudar a los ejecutivos actuales de gestión de riesgos a respaldar sus cuentas de consumidores y pequeñas empresas a través de esta crisis de Covid-19 al tiempo que limitan la amenaza para el balance de su empresa o el sistema financiero más amplio como un todo.

¡Gracias por tomarse el tiempo de leer esto! Les deseo lo mejor durante este periodo restante de pandemia que aún nos queda transitar.