Skip to content

Cómo las innovaciones de las fintechs pueden apoyar la salud mental y el bienestar

Blog

octubre 4, 2022 | Jonathan Pryer

Honrando el Día Mundial de la Salud Mental #WorldMentalHealthDay

El 10 de octubre es el Día Mundial de la Salud Mental, un día que la Organización Mundial de la Salud ha designado para “crear conciencia sobre los problemas de salud mental en todo el mundo y movilizar esfuerzos en apoyo de esta causa”. Con la idea de que la salud mental y el bienestar son de suma importancia para todas las personas, hemos decidido analizar cómo las innovaciones en tecnología financiera y servicios financieros pueden ayudar a contribuir a la salud mental. Y nunca ha habido un momento más crítico para enfocarse en el bienestar mental. A medida que las disposiciones de prevención de Covid-19 comienzan a decaer en todo el mundo, los efectos sobre la salud mental han quedado al descubierto. “La pandemia de COVID-19 ha creado una crisis mundial para la salud mental, alimentando el estrés a corto y largo plazo y socavando la salud mental de millones de personas. Las estimaciones sitúan el aumento de los trastornos de ansiedad y depresión en más del 25 % durante el primer año de la pandemia. Al mismo tiempo, los servicios de salud mental se han visto gravemente interrumpidos y la brecha en materia de tratamiento para las afecciones de salud mental se ha ampliado.”

Entonces, ¿qué tienen que ver los servicios financieros y la tecnología financiera con la salud mental? El Instituto de políticas de dinero y de salud mental (Money and Mental Health Policy Institute), con sede en el Reino Unido, ha descrito algunas de las formas en las que la salud mental y la capacidad financiera están inextricablemente vinculadas. Y por qué las innovaciones de las fintechs están en una posición única para ayudar a mitigar esos efectos. El Instituto ha analizado cinco áreas clave en las que las fintechs pueden ayudar:

  1. Gestión diaria del dinero: cosas como establecer y/o seguir un presupuesto pueden volverse insuperables para quienes padecen problemas de salud mental. Los rastreadores de gastos y las notificaciones automáticas que advierten sobre problemas de presupuesto son clave.
  2. Productos de alto control: la capacidad de bloquear el gasto en ciertas categorías (es decir, alcohol o juegos de azar), o los límites en las compras por encima de una cierta cantidad pueden ayudar a controlar los impulsos.
  3. Verificar la comprensión en línea: buscar formas de aliviar algunos de los riesgos de acceder al crédito en línea, donde puede ser difícil para los prestamistas evaluar cuándo una persona puede tener problemas de salud mental.
  4. Apoyo de familiares y amigos: mitigar el riesgo que corren las personas que necesitan apoyo externo para administrar su dinero o pagar sus cuentas. Por ejemplo, las personas suelen compartir números PIN o contraseñas, lo que puede ser extremadamente problemático.
  5. Detectar el problema con tiempo: encontrar formas de utilizar los datos para detectar mejor las señales de alerta temprana de problemas de salud mental y sus efectos en el bienestar financiero.

Y fiel a toda la naturaleza cíclica de la vida, la salud mental afecta al bienestar financiero tanto como el bienestar financiero afecta a la salud mental. Los problemas como las deudas (ya sea deudas de consumo, préstamos estudiantiles o costos de atención médica) y la preocupación por las finanzas debido a la situación laboral pueden causar estragos en el estado mental de una persona, aumentando la ansiedad, la depresión, los ataques de pánico, los problemas para dormir y las tasas de suicidio. El Money and Mental Health Policy Institute descubrió que casi la mitad (46 %) de las personas con problemas de deudas también luchan con problemas de salud mental, y el 86 % de los encuestados informaron que las situaciones financieras problemáticas exacerbaron sus problemas de salud mental.

Hemos analizado diez organizaciones que están innovando la forma en la que consideramos nuestra salud mental y están haciendo todo lo posible para apoyarla, ya sea trabajando directamente para ayudar a administrar el bienestar personal o apoyando la educación y la cultura financieras para garantizar que las deudas y las finanzas (y la ansiedad que las rodea) se manejen de manera efectiva.

  1. Maslife: respaldada por MasterCard, la aplicación Maslife tiene como objetivo combinar funciones de pago y banca con estrategias lúdicas e IA. Su objetivo es alentar a los usuarios a realizar cambios básicos y simples en sus rutinas diarias que generarán resultados positivos a largo plazo, con herramientas como rastreadores de ejercicios, herramientas de presupuesto y talleres de meditación. Además, la compañía está construyendo una plataforma B2B que permitirá a las empresas ofrecer funciones de bienestar a sus empleados.
  2. Trustfolio: se califican a sí mismos como expertos en «tecnología de deuda» y trabajan para ofrecer a los clientes una comprensión más profunda de todo el ciclo de vida de las deudas personales, con el objetivo de ahorrarles tiempo y dinero, mientras logran los mejores resultados posibles para quienes deben enfrentar deudas. Su portal de soporte de asesores de deuda tiene como objetivo agilizar el proceso de asesoramiento, lo que permite mejorar la calidad, la participación del cliente y generar resultados más positivos para las personas.
  3. RedSTART: con sede en el Reino Unido, RedSTART se enfoca en la educación financiera para niños, con la convicción de que fomentar este tipo de educación desde una edad temprana da lugar a mejores resultados en el futuro. A través de colaboración con las principales instituciones financieras, voluntarios y empresas locales, ejecutan programas interactivos en las escuelas primarias, brindando recursos educativos financieros para niños, maestros y padres por igual.
  4. MoneyHelper: MoneyHelper es una organización gubernamental en el Reino Unido que ofrece ayuda para aquellos que enfrentan dificultades debido a deudas, rastreadores de presupuestos y asesoramiento sobre pensiones, y que brinda orientación gratuita en materia de dinero a quienes lo necesitan. Con herramientas en línea para ayudar a las personas a priorizar cuentas, encontrar asesoramiento sobre deudas, administrar dinero y sortear estafas, esta completa oferta garantiza que los ciudadanos sepan exactamente a dónde acudir si necesitan asistencia con dinero o deudas.
  5. Flourish Savings: anunciada como una plataforma de recompensas y compromiso para instituciones financieras, Flourish Savings ofrece una aplicación de conocimiento financiero que permite a los miembros administrar sus finanzas de manera más eficiente al recopilar información y consejos financieros de sus transacciones. Con trivias sobre dinero para crear conciencia acerca de los hábitos de gasto y con preguntas personalizadas para promover el bienestar financiero, la aplicación también tiene como objetivo la participación proactiva del cliente con asesoramiento financiero personalizado.
  6. HoneyBee: La población activa moderna enfrenta numerosos desafíos, al igual que sus empleadores, que incluyen atraer y retener a los mejores talentos. La aplicación de HoneyBee ofrece el mejor programa de bienestar financiero complementario de su clase para fomentar la estabilidad financiera general y brinda una ventaja competitiva a los empleadores. Con sesiones individuales de terapia en materia de dinero, educación financiera e incluso fondos disponibles para administrar deudas, la aplicación de HoneyBee espera ayudar a superar algunas de las desigualdades financieras estructurales en los EE. UU.
  7. Noburo: Noburo, con sede en Tailandia, es una aplicación móvil de «bienestar» centrada en garantizar el bienestar de los empleados. Cuando los empleados están estresados por las finanzas personales, es más probable que tengan problemas para concentrarse, que falten al trabajo o que cometan errores más importantes. Al ayudar a los empleados a administrar sus finanzas y superar deudas, Noburo garantiza organizaciones más rentables.
  8. Quber: con programas tanto para empleadores como para individuos, la aplicación canadiense Quber busca mejorar los hábitos financieros de una manera fácil y divertida. Las personas pueden personalizar sus experiencias de ahorro de manera que funcionen mejor para ellos (y para que sean más sostenibles), mientras que los empleadores pueden ofrecer a sus empleados beneficios de bienestar financiero inclusivos que brindan apoyo y los mantienen comprometidos, reduciendo el impacto del estrés financiero en el resultado final de la empresa.
  9. Wellth: con la convicción de que «es rentable estar saludable», Wellth incentiva a sus miembros a formar hábitos saludables que cambian la vida, ofreciendo planes tanto para proveedores de atención médica como para empleadores. Con una cobertura para una variedad de problemas de salud, que incluyen salud conductual y mental, así como numerosas afecciones físicas, Wellth ayuda a las personas a desarrollar hábitos de motivación y salud para garantizar el cumplimiento de los planes de medicamentos, los tratamientos terapéuticos y la asistencia a las citas programadas.  
  10. Longevity Card: la aplicación de dinero y estilo de vida Longevity Card ha lanzado una función comunitaria que brinda recursos para la salud mental y la administración del dinero. Esta fintech con sede en el Reino Unido, que ya se enfocaba en la salud y el bienestar físicos, comenzó a analizar cómo los servicios financieros pueden hacer más para apoyar el bienestar mental en respuesta a la defensa del Día Mundial de la Salud Mental hace un par de años.

La salud mental y el bienestar están estrechamente integrados en numerosos aspectos de nuestras vidas, y los efectos, tanto positivos como negativos, tienen un impacto significativo. Cada individuo tiene una historia financiera que contar, incluidos los ahorros y las deudas, las inversiones y el salario, la seguridad laboral, la seguridad de la vivienda, la seguridad alimentaria… al final, todo tiene que ver con el dinero. Cuanto más puedan hacer la industria de servicios financieros y las innovaciones fintech para mejorar la salud mental a través del avance de la educación y cultura financieras, el asesoramiento sobre deudas y los programas de crédito sostenible, mejor.